Opinión del libro “El pozo de la eternidad”

El pozo de la eternidad es el primer libro de la trilogía “La guerra de los ancestros”, por el escritor Richard A. Knaak, publicado en España por Panini Books.

Escucha mientras lees: Audio de World of Warcraft

Del presente al pasado

La antigua KalimdorEl pozo de la eternidad tiene lugar tras la batalla del monte Hyjal (para los desubicados, eso es después de la tercera guerra, 21 años después de la llegada de los orcos a Azeroth).

La historia empieza con dos antiguos protagonistas, Krasus y Rhonin, quien a raíz de una serie de acontecimientos, se ven arrastrados al pasado. Concretamente 10.000 años atrás, cuando el mundo estaba controlado por los elfos de la noche, y gobernado por Azshara en la ciudad de Zin-Azshari.

Una vez allí, deben saber porqué han sido arrastrados a esa época, encontrar a personajes clave en la historia e intentar encontrar una solución a una inminente amenaza…


Opinión personal, 🔔 Spoilers

El pozo de la eternidad es un libro que, a pesar de ser el primero de su trilogía, es una historia muy sólida en si misma. Solo con pensar en como se va a desarrollar el resto de la historia hace que me entren escalofríos.

La premisa del libro es simple, algo ha ocurrido con el tiempo, y hay que investigarlo, pero rápidamente se complica y entran en juego

Los personajes

Desde un principio el increíble reparto de personajes hace que la historia haya captado toda mi atención. Con nombres tan grandes dentro del
Lore de Warcraft como Malfurion, Illidan, Tyrande, Azshara, Xavius, Mannoroth, Cenarius, Alexstrasza, Malygos y Neltharion!

Malfurion ya se define desde el primer momento como un druida excepcional, bajo las enseñanzas de Cenarius demuestra en todo momento su potencial, hasta llegar a poner en duda que sea Illidan el que realmente esté destinado a la grandeza (A causa de sus ojos dorados). No en vano la espectacular puesta de escena de Malfurion contra Xavius se me ha quedado grabada en la memoría para siempre.

Un joven IllidanIllidan y Tyrande también evolucionan, aunque no tanto como Malfurion. Illidan decide separarse de su fugaz carrera de druida, y decide apostarlo todo por la magia arcana de los elfos. La jugada le va bien ya que acaba de mano derecha de Kur’talos Cresta Cuervo (Kur’talos Ravencrest).

Broxigar me parece un personaje excepcional. Un orco que a pesar de ser humillado y tratado como un animal, demuestra en todo momento educación y honor por los que se lo merecen. Siendo una clarísima representación del clásico honor orco.

Los dragones aspecto tienen un protagonismo menor en el relato, pero ya sugieren que algo se está cociendo con ellos, especialmente con Neltharion. Me ha encantado ver a un Malygos joven, lleno de vida y bromeando, aunque en el fondo me de mucha pena saber el dolor que le espera.

La enfermedad de Krasus y Korialstrasz es algo muy interesante. Imagino que tendrá relación con que Krasus no pueda convertirse en dragón. Llegarán a fusionarse?

Las localizaciones

Aunque los personajes del relato son el plato fuerte, las localizaciones no se quedan atrás. La historia transcurre principalmente en Zin-Azshari, Suramar y el claro de Cenarius.

Tenía muchísimas ganas de conocer Zin-Azshari, sobretodo por ser una localización que no existe dentro del juego. La magia del pozo siempre presente y una civilización llena de lujos que vive por la noche hacen de esta una ciudad digna de una gran reina.

Zin-Azshari, o “La gloria de Azshara” en el idioma de los elfos de la noche

Lo que no me ha gustado

Lo peor del libro desde mi punto de vista es la legión ardiente. Por supuesto, la llegada de la legión a Azeroth es el motivo por el cual esta historia tiene lugar, y aún así, creo que la llegada de la legión queda en todo momento a un segundo plano. Xavius tarda muchísimo en invocar demonios, para finalmente ser derrotados justo cuando el pozo es liberado casi sin esfuerzo por un increíble Illidan.

Entiendo que esta primera toma de contacto con la legión no es representativa de lo que está por llegar, pero aun así, la legión podría haber causado más terror, o haber dado más guerra que unos simples perros comearboles y un ejercito de autómatas.

Por otro lado, creo que Azshara también ha quedado demasiado en un segundo plano, dejando a Xavius al cargo de todo, y apareciendo solamente para decir que se muere de ganas de conocer a Sargeras. Azshara querida, me he quedado con ganas de conocerte mejor.


Conclusión general

Tras haber leído siete libros de la saga Warcraft, creo que El pozo de la eternidad es sin duda uno de los mejores. Richard A. Knaak sabe transmitir perfectamente la personalidad de los personajes y consigue que la historia sea fluida e interesante.

La trama principal es dinámica. El desarrollo y variedad de personajes es profunda y variada, y el ritmo del libro es dinámico y bien desarrollado.


Lo mejor 💯

  • Los personajes
  • Traducción espectacular

Lo peor 💩

  • Azshara aún no despega
  • Algunos errores de edición
❤ Imagen de Illidan por Ammatice en DeviantArt
❤ Audio, Imagen del mapa y de Zin-Azshari, © Blizzard Entertainment